Mujer joven haciendo ejercicio

TOMA EL CONTROL: CAMBIA TUS HÁBITOS Y MEJORA TU ALIMENTACIÓN

¿Harto de los mismos alimentos? Aquí te enseñamos nuevas opciones alimenticias que te ayudarán a mejorar tus niveles de azúcar.


Probablemente ya tienes bien identificados los alimentos que te ayudan a controlar la diabetes, pero es importante comentarte que existen otros que tienen un efecto similar y pocas personas conocen. Además de ser fáciles de conseguir, estamos seguros de que te encantarán y podrás prepararlos en muchas recetas diferentes.

Estos son algunos alimentos que te pueden ayudar a mantener una dieta balanceada y manejar tus niveles de azúcar en la sangre dentro de una dieta balanceada.

Nueces y semillas: Contienen grasas saludables y ayudan a controlar el hambre. La linaza, por ejemplo, es rica en ácidos grasos omega 3.

Verduras y frutas: Una buena opción es elegir verduras como brócoli, lechuga, pepino, zanahorias, entre otras. Así mismo, es importante consumir frutas a lo largo del día por su alto contenido de fibra y su aporte de vitaminas y minerales.

Productos lácteos sin grasa: Incluir productos lácteos en la alimentación es una manera fácil de consumir calcio y proteína de alto valor biológico. De postre, se pueden comer muchos productos lácteos como el yogur descremado. También la leche descremada o leche de soya fortificada y sin sabor son buenas opciones de lácteos.

Pescados: El salmón, por ejemplo, es un delicioso y nutritivo alimento. Se recomienda evitar freír estos alimentos y preferirlos a la plancha. Su consumo ayuda a manejar el nivel de lípidos en sangre.

¿Quieres saber cómo mejorar tu alimentación en 3 sencillos pasos? Podrás ayudar a manejar tus niveles de azúcar.

3 FACTORES A CONSIDERAR DENTRO DE LA ALIMENTACIÓN

Recuerda que los hábitos saludables son la clave en este proceso. Para tener mejores resultados en el manejo de la diabetes con una alimentación sana, te damos algunos consejos que te serán muy útiles a la hora de planear tu dieta diaria.

1. Tiempos de comida

• No saltarse el desayuno.

• Comer por lo menos tres veces al día.

• Incluir colación (por ejemplo, Glucerna®).

2. La cantidad de comida

• Elegir porciones adecuadas.

• Incluir variedad de alimentos.

• Usar platos pequeños y comer despacio.

• Tener comidas pequeñas con más frecuencia en lugar de una comida grande.

3. Qué comer

• El cuerpo necesita los carbohidratos adecuados, ya que son el combustible que da energía.

• Un consumo de alimentos altos en fibra ayuda a que los carbohidratos sean digeridos rápidamente y entren al torrente sanguíneo.

• El consumo de alimentos ricos en fibra disminuye el efecto de los carbohidratos sobre la glucosa en la sangre.
 

Recuerda consultar con un profesional de la salud antes de plantearte un plan de alimentación.

*Como parte de un régimen para el manejo de la diabetes, incluyendo medicamentos, dieta y ejercicio. Fuente complementaria de nutrición y debe ser utilizado bajo supervisión médica. No usar en personas con galactosemia. No para uso parenteral.


1. Material informativo. Consulta con tu médico.

2. Material revisado por el área médica de Abbott.