Envase de Glucerna líquido con ilustración de alimentos

Indice glucemico en alimentos

Los alimentos elevan el azúcar en la sangre, sin embargo la importancia viene en los diferentes grados en que lo hace, a esta medida se le llama índice glucémico (IG), y los alimentos que tienen un nivel bajo son preferentes y de mayor beneficio para las personas con diabetes debido a que tiene una menor respuesta en la glucemia. Sin embargo hay comida con bajo IG como la pizza o el helado que también pueden contener muchos azúcares o grasas, algo realmente dañino si se consume de manera irresponsable. ¿Entonces, de qué depende que los alimentos sean realmente saludables?


Una de nuestras prioridades en el día a día es evitar los “picos” de azúcar en la sangre y después de las comidas esto podría ser un tema de cuidado, por lo que un buen inicio para considerar lo que comemos, es una dieta adecuada, pues debemos considerar que la elevación de la glucosa, sea rápida o lenta, depende de varios factores.

Los factores principales son la velocidad de digestión, y metabolismo que tiene nuestro cuerpo, esto varia en cada persona, por lo que siempre se recomienda comentar la dieta con un profesional de la salud que comprenda nuestras necesidades nutricionales particulares.

Además de nuestro cuerpo, los propios alimentos tienen valores que nos permite predecir si pueden ayudarnos a evitar los famosos “sube y baja” en nuestros niveles de azúcar, a esta propiedad se le llama índice glucémico (IG, ya que aunque sepamos qué comida tiene menor IG, este puede variar según su presentación).

Está variación depende del tipo de carbohidratos (CH) que tengan nuestras comidas, creando así una reacción en cadena, es decir: Tu tienes un alimento con un nivel IG que al cocinar o al combinar con otros alimentos, le cambia dicho nivel y finalmente al consumirla cambiá la manera en que reacciona en tu cuerpo.  

Pero descuida, la variabilidad es muy común, sobre todo en las comidas principales de tu día, pues algunas causas son: la fibra dietética, el tipo de almidón, el tipo de cocción, la temperatura del alimento; así como su forma física, si está picado, molido, entre otros.

Es por ello que si buscas recomendaciones de tu nutriólogo o especialista, se deben considerar los alimentos en refrigerios o colaciones, que por lo general se comen solos, como la fruta.   

Pero eso no es todo, algo muy interesante de los alimentos con bajo IG,  es que no necesariamente significa que sean sanos. Recordemos que está medida habla de la velocidad con la que la glucosa llega a tu sangre, y si es lenta es bueno, pero recordemos que los alimentos con azúcar o mucha grasa tambíen son de lenta digestión, tales como la pizza o el helado, y abusar de ese tipo de comidas sería contraproducente para alguien con diabetes.

Para darte una idea, te mostramos algunos alimentos de bajo índice glucémico y otros que no lo son tanto aunque podrían parecerlo. Si consideramos a la glucosa pura como un factor de 100, tendremos diferentes resultados de cada uno de los alimentos con los que puedes ir armando tu propia lista de IG donde:

Menos de 54 es un índice glucémico bajo; 69-55, es de índice glucémico moderado; más de 70 es un índice glucémico alto.

Alimentos Índice glucémico
Brocoli 10
Pimiento 10
Champiñon 10
Yogurt 14
Cereza 22
Manzana 38
Arroz blanco 38
Uvas  46
Zanahoria 49
Plátano 56
Piña 66
Pan integral (Trigo) 80 


Podemos concluir que una dieta con alimentos de bajo IG y rica en fibra contribuye a la prevención de la diabetes por su lenta digestión y pueden ser combinados incluso en situaciones de hipoglucemia o hiperglucemia. Sin embargo debemos poner atención que no tenga niveles altos de grasa o azúcar pues las consecuencias serían otras.

Es por ello que la alimentación especializada como Glucerna® es considerado un alimento de bajo índice glucémico pues ayuda a mantener tus niveles de glucosa en la sangre gracias a su fórmula de hidratos de carbono de lenta digestión y su perfil de grasas saludables; además de contar con 28 vitaminas y minerales. Esto quiere decir que puedes tomarlo en diferentes momentos del día para mantener tu energía; no olvides consultar con tu profesional de la salud tus objetivos personales para conocer el mejor momento de consumirlo.